Tazas muy especiales.

Una idea que se convierte en un regalo diferente. Esa es la historia de estas tazas, hechas para tres compañeros de piso que dejarán de serlo. Las tazas están hechas con mucho mimo. Primero un diseño personalizado, una ilustración única, después se colocan las calcas en las tazas una a una, dejándolas reposar y por ultimo pasarán un día en el horno. Y ya son aptas para micro, lavavajillas… el trato diario.La cara de sorpresa y de ilusión al recibirla, eso no tiene precio.

Share

No se admiten más comentarios